15/9/14

Un folleto para guardar

Hemos estado comentándoles algunos artículos sobre el Folleto para madres y futuras madres "Lactancia y Trabajo". Consideramos además que los temas:

  • Qué dice la Legislación Vigente? (ordenada por cada país, ver Anexo)
  • Preguntas frecuentes sobre lactancia y trabajo
  • Recursos adicionales y sitios web sobre esta temática.
Pueden ser de utilidad a la hora de saber sus derechos para alimentar a su hijo con leche materna, así como poder tener las respuestas necesarias a sus dudas, por tales motivos dejamos a su disposición en siguiente documento: LACTANCIA Y TRABAJO  

11/9/14

Extracción de leche

Guías para exprimir y guardar la leche humana 1

La leche materna puede extraerse en forma manual o con un aparato mecánico o eléctrico, llamado “bomba saca-leche”. Las bombas saca-leche pueden ser simples (extraen leche de un pecho a la vez) o dobles (extraen leche de ambos pechos simultáneamente), y vienen en varios modelos y tamaños.
Una bomba simple puede tomar 15-20 minutos por pecho para extraer la leche por sesión, mientras que una bomba doble toma 15-20 minutos en total para extraer la leche de ambos pechos. La extracción manual a su vez lleva 15 a 30 minutos por pecho.

Muchas mujeres prefieren la extracción manual a usar una bomba porque:
• Las manos están siempre disponibles;
• La forma manual puede ser muy eficaz y rápida;
• Se jerarquiza el estímulo piel-a-piel;
• La forma manual es normalmente más suave que una bomba.

Extracción de leche

• Usted puede ayudar a hacer fluir su leche: sentándose cómodamente, relajada y pensando en su bebé; calentando su pecho; masajeando o acariciando su pecho, y rodando su pezón entre sus dedos; y masajeando su espalda.
• Tome su pezón desde atrás para encontrar un lugar donde su pecho se siente diferente. Esto puede sentirse como nudos en un cordón.
• Éste normalmente es un buen lugar para presionar al exprimir. Ponga su dedo pulgar en un lado del pecho y 2-3 dedos en situación opuesta.
• Comprima el pecho encima de los conductos. Pruebe apretando su pulgar y los otros dedos hacia sus costillas, y luego hacia adelante, moviendo la leche hacia el pezón. Repita y repita el procedimiento hasta que la leche empiece a salir.
• Repita en todas las partes del pecho. Mueva sus dedos alrededor del pecho para comprimir diferentes conductos. Haga lo mismo con el otro pecho cuando la leche disminuya. Dé masajes a su pecho de vez en
cuando moviendo su mano alrededor. Si usted está exprimiendo para destapar un conducto obstruido, concéntrese más en el área obstruida.
• Requiere práctica para conseguir volúmenes grandes de leche.
• La frecuencia con que exprimirá sus pechos dependerá de sus propias necesidades y confort. Piense que en una jornada de trabajo de 8 horas podrá ser necesario extraer su leche 3 veces, o aún más. Acuérdese que mientras el bebé crece y pasa a comer alimentación complementaria, será necesario extraer menos veces.
• Es importante tener manos y recipientes limpios para la leche.
• La extracción no debe doler, pida ayuda si esto ocurre.
• Se aconseja utilizar envases plásticos con tapa a rosca de los que se utilizan para urocultivos, de 125 cc., o de vidrio, limpios y esterilizados (como los de café soluble por ejemplo), con tapa plástica.
• Si la extracción es manual, puede exprimir la leche directamente en el recipiente.
• Cada recipiente debe etiquetarse con la fecha de extracción y nombre de la madre.
• Guardar en la parte más fría del refrigerador (congelador), nunca en la puerta, en forma vertical (el congelador no deberá superar los 3 °C).
• Para el transporte hasta su casa utilice una heladera o bolsa conservadora portátil, con algunos saches de gel refrigerante en su interior a fin de mantener el frío.

Cómo conservar la leche:

La Academia de Medicina de la Lactancia (Academy of Breastfeeding Medicine) de EE.UU. recomienda 2:


Consejos útiles:

• Debe preferirse alimentar con leche fresca en lugar de congelada.
• La leche ya congelada debe descongelarse en forma lenta, en el refrigerador, y usarse dentro de las 24 horas. Puede ser descongelada en Baño María colocando el recipiente con la leche dentro de un jarro de agua caliente y ser utilizada en el lapso de una hora. No haga hervir la leche ni la caliente en un microondas ya que esto destruye algunas de sus propiedades y puede quemar la boca de bebé.
• Use el envase más antiguo primero.
Se recomienda alimentar al bebé con taza en lugar de biberón, porque:
• Es agradable para el bebé - no hay ningún tubo invasivo en su boca.
• Permite al bebé usar su lengua y aprender los sabores.
• Estimula la digestión del bebé.
• Estimula la coordinación respiración/succión/deglución.
• El bebé necesita estar sostenido cerca y el contacto visual es posible.
• Puede permitirle al bebé controlar la cantidad y velocidad de alimentación.
• Una taza es más fácil de lavar que una mamadera con tetina.
• Puede verse como un método de transición en la manera a amamantar en lugar de como un “fracaso” del amamantamiento.

7/9/14

Primeros pasos en la planificación de la lactancia materna en el trabajo

Durante el embarazo:

• Conozca sus derechos legales referidos a la licencia por maternidad.
• Hable con su jefe y discuta sus planes para amamantar. Averigüe si su compañía ofrece un programa de apoyo a la lactancia para sus empleadas y, si no es así, pregunte acerca de áreas privadas donde usted pueda, en forma cómoda y segura, realizar la extracción de leche; por ejemplo una oficina privada, la sala de conferencias, o un lugar de poco uso pero con buena higiene. Explique que es mejor no extraerse la leche en un baño, ya que éstos no son higiénicos.
• Pregunte a su jefe, a la oficina de recursos humanos o a otros compañeros de trabajo si saben de otras mujeres en su empresa que hayan amamantado a su regreso al trabajo. Busque los consejos de ellas para hacer que también funcione para Ud.

Durante su licencia por maternidad:

• Tome tantas semanas como le sea posible. Concéntrese en su bebé durante este período y hágase tiempo para descansar.
• Practique extraerse leche manualmente o con un extractor de calidad, y congele lo extraido para guardar y dar a su bebé cuando haya regresado al trabajo. Esto también ayuda a generar una mayor producción de leche. Encuentre el momento del día en el que parece tener mayor cantidad. Para muchas mujeres, esto es temprano en la mañana. Algunas mujeres se extraen leche inmediatamente o después de las lactadas de su bebé ya que entonces la leche ha “bajado” y fluye con facilidad.
• Ayude a que el bebé se adapte a tomar la leche materna en una taza poco tiempo antes de regresar al trabajo. Dado que los bebés están acostumbrados a amamantar cuando están con su madre, por lo general suelen tomar de una taza cuando ésta le es ofrecida por otra persona!

Regreso al trabajo:

• Si es posible, regrese al trabajo poco a poco, ya sea trabajando a tiempo parcial antes de hacerlo a tiempo completo o tratando de tomar libres los miércoles durante unas semanas, aprovechando entonces para amamantar en los horarios habituales de su bebé para recuperar la producción de leche.
• Si su empresa no dispone de una sala de lactancia privada y con su jefe no logró identificar un lugar privado durante el embarazo, hable nuevamente con él para encontrar un lugar adecuado para extraer la leche.

Hablando con su jefe:

La mayoría de los empleadores están encantados de proporcionar el apoyo que Ud. necesita, siempre y cuando ellos sepan cuáles son sus necesidades y lo importante que es para usted poder contar con su apoyo. Si su empresa no cuenta con un programa de apoyo a la lactancia, puede ser que nadie lo haya solicitado!

• Discuta con su jefe sus importantes razones para querer amamantar, tal como que la lactancia materna es la opción más saludable para su bebé, resultando en menos enfermedades e infecciones, y cómo también le
ayuda a Ud. a recuperarse del embarazo.
• Explique en forma sencilla sus necesidades básicas de privacidad y de flexibilidad en las pausas para amamantar (ver modelo de carta).
• Muestre cómo satisfaciendo sus necesidades de lactancia la empresa se verá beneficiada:

  • Las empleadas que amamantan faltan menos al trabajo ya que no necesitan ausentarse para cuidar a un bebé enfermo, porque los bebés amamantados son más saludables; y las empleadas que reciben apoyo para la lactancia están más felices y son más productivas.

• Esté preparada y considere las posibles preocupaciones que su jefe pudiera tener.
• Sea sensible a los asuntos que son importantes para su empresa, y trate de demostrar cómo el apoyo a sus esfuerzos de amamantar pueden ayudar a ambos a alcanzar sus objetivos.
• Asegúrese de mostrar su agradecimiento por los esfuerzos realizados por su jefe para apoyar su lactancia materna.

Qué puede argumentar su jefe

  • “No tenemos un espacio adecuado para que extraiga su leche”

Qué puede hacer Ud.

  • Busque a su alrededor y trate de hallar un lugar que esté de acuerdo en utilizar


Qué puede argumentar su jefe

  • “Los otros empleados podrían quejarse si te tomas tiempo para hacerlo”

Qué puede hacer Ud.

  • Fomente entre sus compañeros de trabajo el conocer los beneficios de la lactancia materna.
  • Recuérdeles que se trata de una necesidad temporal para usted y su bebé y que va a utilizar descansos autorizados por la ley.
Qué puede argumentar su jefe


  • “Si hacemos esto para una persona, puede que tengamos que hacerlo para otras también”.

Qué puede hacer Ud.

  • Recuérdele a su jefe que el apoyo a la lactancia materna beneficia a la compañía.


Tratando con los compañeros de trabajo:

• Trate de entender las preocupaciones de sus compañeros de trabajo y trabajen juntos para encontrar soluciones.
• Permita que sus compañeros de trabajo sepan que la lactancia materna es la opción más saludable para usted y su bebé.
• Si los demás trabajadores no entienden los descansos que está tomando para extraer su leche, recuérdeles que están permitidos por ley.

Busque otras madres que amamantan:

• Busque otras madres que amamanten en el trabajo y comparta con ellas consejos y trucos, ya sea por correo electrónico u organizando una reunión mensual de apoyo, por ejemplo a la hora del almuerzo.

Modelo de Carta para entregar a su Jefe sugerido por la Organización Panamericana de la Salud. FUENTE: Folleto para madres y futuras madres. LACTANCIA Y TRABAJO, Organización Panamericana de la Salud.