11/9/14

Extracción de leche

Guías para exprimir y guardar la leche humana 1

La leche materna puede extraerse en forma manual o con un aparato mecánico o eléctrico, llamado “bomba saca-leche”. Las bombas saca-leche pueden ser simples (extraen leche de un pecho a la vez) o dobles (extraen leche de ambos pechos simultáneamente), y vienen en varios modelos y tamaños.
Una bomba simple puede tomar 15-20 minutos por pecho para extraer la leche por sesión, mientras que una bomba doble toma 15-20 minutos en total para extraer la leche de ambos pechos. La extracción manual a su vez lleva 15 a 30 minutos por pecho.

Muchas mujeres prefieren la extracción manual a usar una bomba porque:
• Las manos están siempre disponibles;
• La forma manual puede ser muy eficaz y rápida;
• Se jerarquiza el estímulo piel-a-piel;
• La forma manual es normalmente más suave que una bomba.

Extracción de leche

• Usted puede ayudar a hacer fluir su leche: sentándose cómodamente, relajada y pensando en su bebé; calentando su pecho; masajeando o acariciando su pecho, y rodando su pezón entre sus dedos; y masajeando su espalda.
• Tome su pezón desde atrás para encontrar un lugar donde su pecho se siente diferente. Esto puede sentirse como nudos en un cordón.
• Éste normalmente es un buen lugar para presionar al exprimir. Ponga su dedo pulgar en un lado del pecho y 2-3 dedos en situación opuesta.
• Comprima el pecho encima de los conductos. Pruebe apretando su pulgar y los otros dedos hacia sus costillas, y luego hacia adelante, moviendo la leche hacia el pezón. Repita y repita el procedimiento hasta que la leche empiece a salir.
• Repita en todas las partes del pecho. Mueva sus dedos alrededor del pecho para comprimir diferentes conductos. Haga lo mismo con el otro pecho cuando la leche disminuya. Dé masajes a su pecho de vez en
cuando moviendo su mano alrededor. Si usted está exprimiendo para destapar un conducto obstruido, concéntrese más en el área obstruida.
• Requiere práctica para conseguir volúmenes grandes de leche.
• La frecuencia con que exprimirá sus pechos dependerá de sus propias necesidades y confort. Piense que en una jornada de trabajo de 8 horas podrá ser necesario extraer su leche 3 veces, o aún más. Acuérdese que mientras el bebé crece y pasa a comer alimentación complementaria, será necesario extraer menos veces.
• Es importante tener manos y recipientes limpios para la leche.
• La extracción no debe doler, pida ayuda si esto ocurre.
• Se aconseja utilizar envases plásticos con tapa a rosca de los que se utilizan para urocultivos, de 125 cc., o de vidrio, limpios y esterilizados (como los de café soluble por ejemplo), con tapa plástica.
• Si la extracción es manual, puede exprimir la leche directamente en el recipiente.
• Cada recipiente debe etiquetarse con la fecha de extracción y nombre de la madre.
• Guardar en la parte más fría del refrigerador (congelador), nunca en la puerta, en forma vertical (el congelador no deberá superar los 3 °C).
• Para el transporte hasta su casa utilice una heladera o bolsa conservadora portátil, con algunos saches de gel refrigerante en su interior a fin de mantener el frío.

Cómo conservar la leche:

La Academia de Medicina de la Lactancia (Academy of Breastfeeding Medicine) de EE.UU. recomienda 2:


Consejos útiles:

• Debe preferirse alimentar con leche fresca en lugar de congelada.
• La leche ya congelada debe descongelarse en forma lenta, en el refrigerador, y usarse dentro de las 24 horas. Puede ser descongelada en Baño María colocando el recipiente con la leche dentro de un jarro de agua caliente y ser utilizada en el lapso de una hora. No haga hervir la leche ni la caliente en un microondas ya que esto destruye algunas de sus propiedades y puede quemar la boca de bebé.
• Use el envase más antiguo primero.
Se recomienda alimentar al bebé con taza en lugar de biberón, porque:
• Es agradable para el bebé - no hay ningún tubo invasivo en su boca.
• Permite al bebé usar su lengua y aprender los sabores.
• Estimula la digestión del bebé.
• Estimula la coordinación respiración/succión/deglución.
• El bebé necesita estar sostenido cerca y el contacto visual es posible.
• Puede permitirle al bebé controlar la cantidad y velocidad de alimentación.
• Una taza es más fácil de lavar que una mamadera con tetina.
• Puede verse como un método de transición en la manera a amamantar en lugar de como un “fracaso” del amamantamiento.



1. Tomado de: UNICEF/OMS Promoción y Apoyo a la lactancia Materna en un Hospital Amigo del Niño 
– Curso de 20 horas
2. Traducido de: Academy of Breastfeeding Medicine. (2004). Clinical Protocol Number #8: Human Milk Storage Information for Home Use for Healthy Full Term Infants. Princeton Junction, New Jersey: Academy of Breastfeeding Medicine. Disponible en http://www.bfmed.org/Resources/Download. aspx?Filename=Protocol_8.pdf (último acceso 22/07/2011)
FUENTE:
Folleto para madres y futuras madres. LACTANCIA Y TRABAJO, Organización Panamericana de la Salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por consultarnos.