7/9/14

Primeros pasos en la planificación de la lactancia materna en el trabajo

Durante el embarazo:

• Conozca sus derechos legales referidos a la licencia por maternidad.
• Hable con su jefe y discuta sus planes para amamantar. Averigüe si su compañía ofrece un programa de apoyo a la lactancia para sus empleadas y, si no es así, pregunte acerca de áreas privadas donde usted pueda, en forma cómoda y segura, realizar la extracción de leche; por ejemplo una oficina privada, la sala de conferencias, o un lugar de poco uso pero con buena higiene. Explique que es mejor no extraerse la leche en un baño, ya que éstos no son higiénicos.
• Pregunte a su jefe, a la oficina de recursos humanos o a otros compañeros de trabajo si saben de otras mujeres en su empresa que hayan amamantado a su regreso al trabajo. Busque los consejos de ellas para hacer que también funcione para Ud.

Durante su licencia por maternidad:

• Tome tantas semanas como le sea posible. Concéntrese en su bebé durante este período y hágase tiempo para descansar.
• Practique extraerse leche manualmente o con un extractor de calidad, y congele lo extraido para guardar y dar a su bebé cuando haya regresado al trabajo. Esto también ayuda a generar una mayor producción de leche. Encuentre el momento del día en el que parece tener mayor cantidad. Para muchas mujeres, esto es temprano en la mañana. Algunas mujeres se extraen leche inmediatamente o después de las lactadas de su bebé ya que entonces la leche ha “bajado” y fluye con facilidad.
• Ayude a que el bebé se adapte a tomar la leche materna en una taza poco tiempo antes de regresar al trabajo. Dado que los bebés están acostumbrados a amamantar cuando están con su madre, por lo general suelen tomar de una taza cuando ésta le es ofrecida por otra persona!

Regreso al trabajo:

• Si es posible, regrese al trabajo poco a poco, ya sea trabajando a tiempo parcial antes de hacerlo a tiempo completo o tratando de tomar libres los miércoles durante unas semanas, aprovechando entonces para amamantar en los horarios habituales de su bebé para recuperar la producción de leche.
• Si su empresa no dispone de una sala de lactancia privada y con su jefe no logró identificar un lugar privado durante el embarazo, hable nuevamente con él para encontrar un lugar adecuado para extraer la leche.

Hablando con su jefe:

La mayoría de los empleadores están encantados de proporcionar el apoyo que Ud. necesita, siempre y cuando ellos sepan cuáles son sus necesidades y lo importante que es para usted poder contar con su apoyo. Si su empresa no cuenta con un programa de apoyo a la lactancia, puede ser que nadie lo haya solicitado!

• Discuta con su jefe sus importantes razones para querer amamantar, tal como que la lactancia materna es la opción más saludable para su bebé, resultando en menos enfermedades e infecciones, y cómo también le
ayuda a Ud. a recuperarse del embarazo.
• Explique en forma sencilla sus necesidades básicas de privacidad y de flexibilidad en las pausas para amamantar (ver modelo de carta).
• Muestre cómo satisfaciendo sus necesidades de lactancia la empresa se verá beneficiada:

  • Las empleadas que amamantan faltan menos al trabajo ya que no necesitan ausentarse para cuidar a un bebé enfermo, porque los bebés amamantados son más saludables; y las empleadas que reciben apoyo para la lactancia están más felices y son más productivas.

• Esté preparada y considere las posibles preocupaciones que su jefe pudiera tener.
• Sea sensible a los asuntos que son importantes para su empresa, y trate de demostrar cómo el apoyo a sus esfuerzos de amamantar pueden ayudar a ambos a alcanzar sus objetivos.
• Asegúrese de mostrar su agradecimiento por los esfuerzos realizados por su jefe para apoyar su lactancia materna.

Qué puede argumentar su jefe

  • “No tenemos un espacio adecuado para que extraiga su leche”

Qué puede hacer Ud.

  • Busque a su alrededor y trate de hallar un lugar que esté de acuerdo en utilizar


Qué puede argumentar su jefe

  • “Los otros empleados podrían quejarse si te tomas tiempo para hacerlo”

Qué puede hacer Ud.

  • Fomente entre sus compañeros de trabajo el conocer los beneficios de la lactancia materna.
  • Recuérdeles que se trata de una necesidad temporal para usted y su bebé y que va a utilizar descansos autorizados por la ley.
Qué puede argumentar su jefe


  • “Si hacemos esto para una persona, puede que tengamos que hacerlo para otras también”.

Qué puede hacer Ud.

  • Recuérdele a su jefe que el apoyo a la lactancia materna beneficia a la compañía.


Tratando con los compañeros de trabajo:

• Trate de entender las preocupaciones de sus compañeros de trabajo y trabajen juntos para encontrar soluciones.
• Permita que sus compañeros de trabajo sepan que la lactancia materna es la opción más saludable para usted y su bebé.
• Si los demás trabajadores no entienden los descansos que está tomando para extraer su leche, recuérdeles que están permitidos por ley.

Busque otras madres que amamantan:

• Busque otras madres que amamanten en el trabajo y comparta con ellas consejos y trucos, ya sea por correo electrónico u organizando una reunión mensual de apoyo, por ejemplo a la hora del almuerzo.

Modelo de Carta para entregar a su Jefe sugerido por la Organización Panamericana de la Salud. FUENTE: Folleto para madres y futuras madres. LACTANCIA Y TRABAJO, Organización Panamericana de la Salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por consultarnos.