14/5/20

Sistemas de Retención Infantil (SRI)

¿Qué son? 
Se llaman así a las sillas y otros dispositivos de sujeción homologados que permiten transportar a los niños en el asiento trasero de forma segura en los automóviles.

¿Por qué usarlos?
Los SRI  instalados correctamente proporcionan gran inmovilización y sujeción, constituyendo una medida de prevención efectiva de lesiones graves o fatales provocadas por accidentes de tránsito (Reducen un  71%  la mortalidad en lactantes).

¿Cuál elegir? 
El tipo de SRI depende de la edad y el peso del niño (0, 0+, 1, 2 o 3). 
Las sillas que abarcan una franja de edades más amplia son menos seguras y brindan menos protección a los menores.



Debe ser fácil de instalar en el automóvil. Antes de comprar el SRI, verifique en el manual de su vehículo el sistema de sujeción que posee.    Actualmente, coexisten tres sistemas de sujeción:
TRADICIONAL: emplea los cinturones de seguridad del automóvil.
ISOFIX: ganchos fijos (sistema europeo). De elección dado que es sencillo de colocar y reduce el movimiento dentro del auto.
LATCH (UAS en Canadá): ganchos y correas (sistema estadounidense).
 

Debe estar homologado, es decir, certificado por organismos de Europa o Estados Unidos.  Verificar que presente el sello y/o etiqueta de la norma que lo avala.


Se aconseja NO utilizar sillas usadas que hayan sufrido golpes, con piezas faltantes o  después de los 6 años de uso.


¿Cómo instalar el SRI en el auto?

  • Es primordial colocar al niño en el SRI y sujetarlo con los cinturones de seguridad del mismo antes de su fijación al vehículo. 
  • Se aconseja instalar el SRI en la plaza central del asiento trasero del automóvil cuando cuente con el cinturón de seguridad abdominal y diagonal (3 puntos de anclaje) ya que ofrece mayor seguridad en caso de colisión. De no ser posible, colocar la silla en uno de los asientos traseros laterales, preferentemente detrás del conductor.
  • Hasta los 2 años de edad o hasta alcanzar el peso máximo recomendado por el fabricante,  el SRI debe ir en sentido contrario a la marcha del vehículo, es decir que el niño debe mirar hacia la parte trasera del auto. 
  • No debe moverse más de 2,5 cm hacia adelante, hacia atrás o hacia los lados cuando se tironea del cinturón o las correas de sujeción.

 

¿Cuándo usarlo?

  • SIEMPRE que el niño debe viajar en un automóvil, desde la salida de la maternidad y aún en trayectos cortos. 
  • En viajes largos, es conveniente que  sean acompañados por la mamá o un adulto. 

RECUERDE:

  • NO emplear los huevitos como lugar de descanso, ya que puede asociarse a episodios de hipoxemia. Nada reemplaza los brazos del cuidador fuera del automóvil y la supervisión permanente por parte de un adulto. 
  • NUNCA quite al niño del SRI con el vehículo en movimiento ni se desplace con el “huevito” sin haber sujetado previamente al niño. 
  • Concurra a la maternidad con su SRI. Será condición necesaria para el egreso hospitalario. 
  • Lea el manual de instrucciones de su dispositivo de retención infantil para asegurar el uso adecuado del mismo. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por consultarnos.